Páginas

miércoles, 11 de abril de 2018

HISTORIA VIVA EN ESCUINAPA SINALOA DE CUAUHTÉMOC SOTO ALVARADO. “SHILINSKY SOUND MACHINE” Entrevista por: María Concepción Véjar Véjar. Poema por: Fernando Emilio Saavedra Palma. Para: Cuauhtémoc y toda su familia.

ILUSTRACIÓN POR: Fernando Emilio Saavedra Palma.
“SHILINSKY SOUND MACHINE”
HISTORIA VIVA EN ESCUINAPA SINALOA
DE CUAUHTÉMOC SOTO ALVARADO.
Entrevista por: María Concepción Véjar Véjar.
Poema por: Fernando Emilio Saavedra Palma.
Para: Cuauhtémoc y toda su familia.

Corría el año de 1991 y Shilinsky  siempre ha estado a la moda, pone la música exacta; está a la vanguardia musical generación tras generación.

El sol estaba encima de nosotros, eran las doce del día y aquello estaba a reventar. El calor nadie lo sentía todo era alegría, risas y fiesta. Los niños corrían a mojarse a la orilla de la playa, otros escarbaban en la arena haciendo hoyos para tener su propio chapoteadero; algunos más hacían castillos o figuras. Las abuelas de la mano llevaban al nieto más pequeño a presentarlo con el mar; a quitarle el miedo del agua para que sea “playero” desde pequeño como buen escuinapense. La gama de colores que ofrecían ese día las playas de las cabras era impresionante; las sobrillas que estaban enterradas en la arena,  el intenso azul del mar con su blanca espuma y las olas que hacían revolcar a algún bañista; las enramadas brindando un espacio para resguardarse del sol inclemente, sin faltar las verdes y hermosas palmeras que se mecen al son que les toquen. Esa emoción que produce el estar ahí saboreando el mar, el sol, la comida, la gente, el calor, la bebida, la sal, el aire… una combinación perfecta acompañada por el ambiente musical de aquella canción de Martha Sánchez:  “Desesperada”, le siguió “Bikini a Lunares” (The sacados), que a muchos animó a ponerse en ambiente. Recuerdo que volteamos a ver de dónde provenía la música y sí, en efecto era “Shilinsky Sound Machine” con su equipo de sonido en un templete. Vestía una playera negra, bermudas, lentes oscuros, audífonos y su infaltable paliacate. Al momento que veía a la gente levantaba la mano y hacía la seña de “V” con los dedos. Después siguió alguna canción del General, Mónica Naranjo con “Solo se vive una vez” y le tocó el momento a Erasu con “A Little Respect”, “Losing my religión” (REM). Fue sensacional escuchar el tiempo del rock: Guns N' Roses con “welcom to the jungle”, “November rain” o la maravillosa “Sweet child o' mine”. Podría hacer una lista interminable de la música o los grupos que escuchamos ese día pero en mi gusto particular recuerdo a  Caifanes, Café Tacuba, Maldita Vecindad, Soda Stereo, Enanitos verdes, sin faltar “el Tri” con Triste canción de amor.  Led Zeppelin y  “Stairway to Heaven”, ZZ Top “La grange”, The doors  y “Roadhouse blues”, The Rollings Stone y  (I Can’t Get No) Satisfaction, Queen  “Another One Bites the Dust” o “Bohemian Rhapsody”, Pink Floyd “Another Brick in the woll”… Todas estas rolas, melodías o canciones eran mezcladas con el ingenio, creatividad y sentimiento de Shilinsky quien desde entonces sigue haciendo bailar a la gente.

Cuauhtémoc Soto Alvarado nació en Escuinapa Sinaloa el ocho de julio de 1959 en la calle Veracruz número diecisiete norte. Sus padres fueron el profesor Heraclio Soto Castellón y Francisca Alvarado Zazueta. Cuauhtémoc es el hijo número ocho de la familia (siete mujeres y tres hombres). Tuvo una bonita infancia.

–Recuerdo que mis hermanos más grandes se juntaban con Elías Prado y  un hermano de él  que le decían “El Payo” (José Luis Prado García). Me acuerdo también de doña Chona (Asunción García Toledo), y compraba helados de gelatina con doña Cande Prado (Candelaria Prado Mayorquín), me gustaban mucho -nos comparte.

-¿A qué jugabas de niño?
-Me gustaba mucho la cacería y le robaba los rifles a mi papá porque no le gustaba que los agarráramos. Siempre sus consejos y la forma de educarnos era que tuviéramos mucho cuidado; incluso nos decía “cuando tengas novia cuídala mucho, no tengas relaciones, cuídala”. Siempre recordaba sus palabras, será que estuve pegado a él, era yo “el traidor” –risas.

-¿Eras su mensajero?
-Sí, me dolía mucho cuando no le hacían caso.

-¿Había quien no le obedecía?
-¡Germán! Mi hermano.

Don Heraclio Soto Castellón fue maestro de muchas generaciones. Fue director de la Escuela Héroes de Chapultepec; amigo y compadre de la maestra Candelaria Grave Moreno.

Shilinsky estudió en la escuela primaria Héroes de Chapultepec con su papá. Recuerda mucho a la maestra Francisca Medina. “Me ayudó mucho porque yo era lento para aprender”; ella me tenía mucha paciencia, fue una muy buena maestra nos llevaba leche de burra -nos comparte.  La secundaria la cursó en la Federal Doctor Eligio Díaz Vasabilbaso. Cuauhtémoc fue el único de sus hermanos que no estudió y cuando lo hizo fue por su cuenta. Le gustaba mucho la Electromecánica.

-Me quería ir a México, allá estudió mi hermano Juan Pablo y Germán en el Politécnico. Mi padre me dijo que no me fuera, que buscara una escuela aquí cerca y encontré una escuela técnica el CECYT relacionada con las vocacionales, antes así les decíamos. Era una escuela muy buena y pública. Pasé primer y segundo año, nunca pude pasar la materia de de Electromecánica; la presenté ocho veces “Resistencia de Materiales”.

-Pero Shilinsky es más resistente que todo eso, ¿O me equivoco?
-Sí, los maestros durísimos y para no perder tiempo me salí, me decepcioné y me metí a las UAS (Universidad Autónoma de Sinaloa), a revalidar materias para no decepcionar a mi papá. Me aventé dieciocho años en Mazatlán y me casé joven (veinticuatro años).

-¿Cuál es el nombre de tu esposa?
-Me casé con Liboria Grave Ruesgas, vivía por la Mina y Reforma.

-¿Le gusta la música y lo que haces?
-También le gusta la música y la traté cuando estaba en la Academia. Le llevo dos años nada más, en ese entonces tenía un sonidito chiquito. Tengo tres hijos: Heraclio Cuauhtémoc el mayor, Germán el del medio y Francisco Alonso. Tengo dos nietos: niña y niño; uno es de Heraclio y otro de Germán.

-¿Tu sonido siempre se ha llamado Shilinsky?
-Sí y después un amigo me dijo porque no le pones Shilinsky Sound Machine; estaba de moda Miami Sound Machine, y así se quedó.

-¿Quién te bautizó con el nombre de Shilinsky?
-Shilinsky viene por Juan Pablo, mi hermano mayor. Son unos cómicos Manolín y Shilinsky  (Manuel Palacios Sierra y Estanislao Shilinsky Bachanska). A mi hermana la más chica “Mona” (así le decimos), se llama Ema, ella era Shilinska pero no le gustó –risas. A mucha gente le ha gustado y nos dicen “Shilisnky  yeah, yeah, yeah”.

-¿La mayoría de la gente conoce más tu apodo que tu nombre?
-Sí, son unas tres personas que me dicen Cuauhtémoc.

-¿Cuándo nace tu gusto por la música, el sonido y,  mezclar?
-Desde niño me gustó la música. Mis hermanos Juan Pablo y Germán trabajaban en una casa disquera en México; eran Agente de Ventas y traían discos y pura música en inglés. Ellos me dejaban los discos. Recuerdo mucho a The Monkees, Las Moskas a esos los ponían en la radio de aquí, tocaban Rock.

-¿Te tocó escuchar a The Archies?
-Sí, ya cuando empecé a trabajar. Después Juan Pablo traía música de la Revolución de Emiliano Zapata, Black Sabbath, Deep Purple, Led Zeppellin, Uriah Heep y Janis Joplin.

-Por favor platícanos la historia en tus comienzos.
-Yo empiezo en el triciclo y el triciclo viene de que mi papá vendía nieve, había una casita de fierro que el mandó hacer. A Cucú, Xóchilt y Germán les tocó vender nieve. Mi papá nos ponía a trabajar pero nos pagaba. En las vacaciones nos ponía a hacer algo y pues íbamos con ganas porque nos pagaba.

-Entonces entre el triciclo herencia de tu padre hacia el trabajo, los discos que traían tus hermanos, tu gusto por la música y el apodo que  tu hermano Juan Pablo te proporcionó nace “Shilinsky”, ¿Ya estabas casado?
-Sí porque a Heraclio mi hijo ya lo traía conmigo todo el tiempo trabajando. El empezó conmigo desde recién nacido.

-¿Te lo llevabas a las tocadas?
-Sí, y a mi esposa también. No me dejaron solo. Siempre andábamos juntos los tres.

-¿Cuál fue la primera tocada contratada y pagada?
-Empecé la mayor parte regaladas y sigo regalando la música, no sé por qué y no me preocupa, si ya terminaron las cinco horas le sigo.

-¿Tus padres que te decían?
-Nunca me regañaron. Llegaba tomado mi papá y le ponía la música de los Alegres de Terán y de Luis Pérez Meza. Xóchilt  ya tenía un tornamesa azul. Le ponía la música a mi papá y ahí me quedaba con él y me pagaba. A mi abuela  Josefa también le ponía los discos de Los Cordiales y Luis Pérez Meza, le gustaban mucho, ella tenía consola allá en Mazatlán.

-Tuviste siempre seguidores en la música; no solo los que salían del pueblo a otras partes ¿La gente que se quedaba aquí escuchaba la propuesta de Shilinsky?
-Todavía hay gente que nos escucha. Un tiempo dejé a mi hijo, él animaba y lo hace muy bien y lo buscan. Un tiempo dejó de hacerlo y lo extrañaban. Él maneja la computadora y yo me quedé con los tornamesas, fue algo difícil. Entonces vuelvo a ponerme al frente y él se molesta porque la gente me ve,  me empiezan a pedir canciones y más si estoy con generaciones grandes dicen “ah, ahí está Shilinsky”; y una fiesta que era para una niña terminan pidiéndome canciones de Jimi Hendrix, las de Alan Parsons etcétera. Toda la música me gusta pero siendo rocanrolera me gusta más y hay otras que no.

-Con todo respeto ¿Cuál es tu grupo favorito?
-Grand Funk Railroad; Mirando hacia afuera.

-¡Son buenísimos!
-Me aventé unas y también del solista Mark Farner.

-¿Cuándo decides poner efectos en tu sonido?
-Recuerdo que el primer evento fue una Disco en el Comisariado Ejidal y el otro en el Sindicato (Sindicato de Empaques y Mariscos), ahora se llama Salón Hacienda.

-¿Cuánta gente recuerdas que haya llenado los eventos que te tocó cubrir o amenizar?
-¡Uf! Muchísima gente, era el único en ese entonces. Le gustaba a la gente y le sigue gustando. Siempre me gustó lo bueno como La Banda el Recodo o el Buki siempre ponía algo estelar, a los principiantes no los ponía. ¡Ah! Y tengo un sentido para saber cual canción va a pegar dentro de la música disco y si había algún grupo de aquí de Escuinapa o Mazatlán sabía que iba a pegar.

-Buen oído y buen ojo ¿Qué piensas de la canción “Cahuates Pistaches”?
-Esa se me hace bien, es lo que le gusta a la gente lo más popular o más simple de la música.

-Muchas personas escuchan alguna canción y lo asocian con el terruño querido por ejemplo: “El Sinaloense” o “El Corrido del Caballo Blanco” de José Alfredo Jiménez donde menciona a Escuinapa, o el escuinapense  ¿Shilinsky con cual canción identifica a su pueblo?
-Siempre me ha gustado el rocanrol y usé mucho overol y la mezclilla cuando estaba delgado. Con el grupo Las Moscas, “ahí vienen los Monkees”  y “Los Caminos de la Vida”, me gustan mucho.

-¿Qué opinas de Celso Piña?
-Ah es lo mejor, me gusta y mezclado con We Will Rock You de Queen –risas.

-¿Pusiste alguna vez música del Piporro?
-Al Piporro si lo puse, ahora mi hijo se dedica a grabar y le piden del Piporro incluso los poemas de Ignacio López Tarso.

-¿Te tocó algún poema de Enrique Rambal o Paco Stanley?
-Ah sí como no y de Paco Stanley sigo poniendo el ganillazo. Nos adaptamos a los ambientes.

-¿Llevas música programada, el cliente pide lo que va poniendo ambiente, te entrega una lista de canciones, como es ese proceso?
-Fíjate que nunca ha existido eso conmigo, la gente me conoce y sabe lo que voy a poner.

-¿La gente confía en ti?
-Sí, ándale  así, exactamente. Ahora en la actualidad a mi hijo le hacen la lista, pero muchas veces es lo que ya traemos pensado.

-¿Podríamos decir que Shilinsky Sound Machine tiene dos tiempos; el tuyo que fue todo un antecedente histórico porque ya eres historia, luego el tiempo de tu hijo y vuelves a ponerte al frente?
-Sí así es, desde que me acuerdo la gente no me dice nada, con el hecho de verme está contenta y si no me ven quedan inconformes. No manejo eso de sacar ventaja  y tener tres sonidos, me preocupa mucho no estar presente.

-¿Estas de base y apoyo con tu hijo Heraclio Shilinsky junior?
-Si siempre lo apoyo mucho, a todos mis hijos.

-¿Nada más está Heraclio integrado o también tus otros dos hijos?
-Es un Shilinsky Sound familiar. Los tres siempre me han ayudado, ya se casaron, hicieron su vida. Están jóvenes. Al más chico Francisco le gusta la música está en un grupo de Samba y está con buenos maestros.

-¿Con quienes?
-Con un hijo de Tolocho; Hugo, con Armando Ibarra, descendientes de músicos, de los Cerezos.

-Todo tu desarrollo ha sido en Escuinapa ¿Te ha tocado llevar tu sonido para amenizar o animar fiestas o eventos en Rosario o Mazatlán?
-Muy poco siempre he trabajado aquí en Escuinapa, a la gente le gusta como trabajo. Son contados en Rosario, en Teacapán si trabajé.

-¿Y en el mar de las Cabras?
-Sí, fui el primero en las Cabras en los ochentas.

-Shilinsky es sinónimo de calidad en música, en ambiente y confianza ¿Qué opinión tienes de otros sonidos que hayan surgido?
-No me gusta criticar, siempre soy reservado respecto al trabajo de otras personas y respeto mucho a los que se dedican a la música con el sonido.

-Muy valiosa tu respuesta ¿Todo lo que has aprendido se lo transmites a tu hijo para que lo aplique?
-Mi hijo lo ve y lo sabe porque siempre andamos juntos y si va a hablar se detiene porque estoy yo. Tiene la ética de quedarse callado.

-Eso eres tu Shilinsky y la educación que le has dado.
-Sí y jamás me ha llamado la atención de ir a ver a otra persona que tenga sonido ¿Por qué? Porque tengo fe en lo que hago.

Entre sus memorias que son bastantes recuerda con estimación y aprecio al señor Domínguez (ayudó a mucha gente en Escuinapa), quien le dio raite (aventón), a él y a un amigo cuando estudiaba en Mazatlán. Después se volvieron a encontrar y le tendió la mano a Shilinsky. Cuando estudiaba en Mazatlán se asistía en una casa y para pagar sus gastos vendía camarón fresco, se subía a los camiones Norte de Sonora y Tres estrellas de lujo. Usaba mochila back pack con barras donde transportaba el camarón.

-¿Cuéntanos te revisaron en algún retén?
-Con esa mochila que llevaba pensaban que era turista –risas. Y me decían: “pásele, pásele mi jefe” y no olía nada a camarones. Y me iba con el hijo de la señora donde me asistía y los dos vendíamos camarón y en menos de cinco minutos terminábamos todo. Lo vendíamos en el Fraccionamiento Villa Galaxia. También vendí ropa, me surtía con Nachita Páez (Ignacia Miramontes de Paéz), y rápido vendía todo en Mazatlán y de Mazatlán traía discos importados a vender a Escuinapa.

-Cambiando de tema ¿Te gusta la banda?
-Respeto toda la música pero tengo bien preciso que la banda es de Inglaterra, jamás digo que sea sinaloense. No somos sonido, siempre digo que somos “la banda más prendida de Escuinapa”.

-¿Recuerdas alguna tocada en la calle?
-Sí como no, en la cinco de mayo, la veintidós de diciembre y la dieciséis de septiembre.

-¿Y en la mecha, Mariano Rivas?
-No fíjate, nunca he tocado ahí donde vive la Liz (Elizabeth Acosta Briseño), pero ella me dio trabajo cuando estuvo encargada del patronato. Tengo mucho que no toco en las playas y la gente insiste y me preguntan que si voy a tocar.

-¿Has tocado en escuelas?
-Sigo trabajando con los niños de primaria como la escuela José G. Gutiérrez. La maestra Rosa Isela Díaz me echó mucho la mano, me ayudó cuando iba empezando y estoy muy agradecido con ella. Donde quiera que la veo la saludo y me dice ¿Sigues trabajando Shilinsky? Y le contesto “si maestra todavía me aclaman” –risas.

-¿En las prepas has trabajado?
-Con los de la UAS no, Siempre he trabajado más con el COBAES, La Federal, el CBTIS muy poco por el baile de la rosa hacen algo diferente traen grupos versátiles.

-¿Canciones que te recuerden personas?
Cuando mi padre murió era domingo y yo estaba calando un disco de los Rolling Stones cuando se puso mal, no se me olvida y no encontramos ningún doctor. De Xóchilt mi hermana con la canción “Cuarto Cuadrante”, de mi hermana Miriam con “Vientos de Cambio” de Scorpions.

-¿Qué piensas de Bob Dylan?
-Muy poco escuché música de él pero mi hermano Germán llegaba pisteado y ponía su música  –risas.

-¿Canción que el oído, el corazón y la memoria te lleve a tu papá?
-Los Alegres de Terán, cualquier canción de ellos. A mi papá le gustaba mucho cantar y cuando iba a las fiestas cantaba “Granada” de Agustín Lara.

-¿Cuál calle es la que más te gusta de Escuinapa?
-Me gustan más “Los Paredones” mi barrio, porque ahí me enseñé a andar en los burros.

Cuauhtémoc o Shilinsky recuerda al güero Ontiveros (José Concepción Ontiveros Quiñones), cuando estuvo en tesorería y su carácter era estricto. A Shilinsky le debían dinero y fue a cobrar.  Todo mundo le decía al señor Ontiveros “me presta” y pues Shilisnky no fue la excepción le preguntó: ¿Ontiveros me presta cincuenta pesos? y le contestó “Ay ésta fiebre de pedidera, pero te los voy a prestar”. El doctor Romo (Francisco Romo Aranda), fue amigo y compadre del señor Heraclio Soto, fundadores de Escuinapa y compañeros de fiesta.

-Recuerdo que mi papá pedía que le trajéramos las medicinas de con su compadre Romo y nadie quería ir por el carácter que tenía y mi papá me decía: ve tu Shilisnky y pues iba. Llegaba yo y le decía: “me mandó mi papá” y me contestaba: “y ahora que tiene ese pinche viejo de mi compadre –risas. Y me daba las medicinas y me decía: “dile que no esté chingando” –risas. Yo estaba chiquillo así que iba y venía sin problema. También recuerdo a Héctor Simental que no me quería dar un permiso para una tocada y yo detrás de él, total que dio el grito un dieciséis de septiembre y yo ahí entre la gente con Quirulfo hasta que me dijo que fuera con una licenciada, no recuerdo su nombre pero donde la veo la saludo y el que me salvó fue “Chuy Toño” (Jesús Antonio Aguilar Íñiguez), él fue amigo de la infancia ahí se llevaba en el barrio, era más amigo con el Julio que tenía una panadería.

-¿Qué se siente ser uno de los personajes más queridos de Escuinapa por varias generaciones?
-Uf me siento tan alegre, bien agusto. Me ven y me echan el grito. Se preguntan y me preguntan ¿Todavía Shilinsky sigue trabajando? Sigo trabajando y respeto a todos por igual, aunque muchos se vuelan ¿Verdad? –risas. Hay algunos que no me saludan –risas.

-También recuerdo a Mahoma (Mohamedalid Sánchez Luque), me echó la mano. Hicimos bailes en el Hidalgo con banda y sonido, fue exitazo, nos fue muy bien, salió para todos.

-¿Cuando Shilinsky llega a casa qué música escucha para relajarse?
- Cat Stevens y Demis Roussos.

-¿Tres grupos o personajes del rock que te gusten?
-Black Sabbath, Grand Funk y Scorpions.

-¿De banda?
- Me gusta mucho la música de Nacho Millán y todas las bandas de aquí.

-¿Bolero mexicano o cubano?
-Los calaveras.

-¿Grupo de Latinoamérica?
-De Argentina Soda Stereo  y me gusta mucho “En la ciudad de la furia” y de Colombia Shakira.

-¿De Europa?
-Los Beatles y Queen.

-¿El reggae te gusta?
-Poquito.

-¿El rap?
-Fíjate que el rap casi no; no me gusta.

-¿La música instrumental?
-Sí me gusta, “New York” con Frank Sinatra; siempre la pongo.

-¿Te gusta la música brasileña; Elis Regina, Joao Gilberto, Sergio Mendes?
-Si me gusta y la he escuchado pero no es comercial a mi medio.

-¿Música popular mexicana?
-Los calaveras por ser muy alegres.

-¿Del rock mexicano te gusta el Tri?
-Sí claro, siempre. Aparte me gusta la música gregoriana mezclada con Led Zepellin, Pink Floyd, The Alan Parsons Proyect, la música de armónica y Janis Joplin.

-¿Has oído a Tom Jones?
-Sí, un amigo, compañero de estudios me regaló un casete de Tom Jones y lo ponía y la generación se alegraba. Muchísima gente me ayudó; amigos que estudiaban en Tijuana me traían muchísima música.

-¿Qué nos comentas del cambio del LP (Long Play) a la computadora, a la memoria USB?
-Que economicé muchísimo –risas. Tengo cajas de casetes la mayor parte importadas y discos de vinil, yo creo que tengo unas cincuenta cajas. Usé de ocho tracks, un sonidazo, más calidad. Traigo esa meta de enseñarme en la computadora. En cuestión del cambio para hacer mezclas me gusta más manual, sentir más la música, el ambiente, hacerlo en vivo con tornamesas, casetes y mezcladoras.

-¿Qué opinión tienes de la bicicleta en Escuinapa?
-Es lo ideal la bicicleta y ahora más recomendable. No hay que dejar la bicicleta por la moto. La motocicleta es más peligrosa.

-¿Qué crees que nos identifique a los escuinapenses en el mundo?
-Los camarones y los tamales barbones.

-¿Qué opinas del mango?
-Recuerdo al señor Peralta fue de los que inició, lo conocí y vi unos mangos enormes. Mi padre nos explicó que con el tiempo el mago se fue transformando, cambió mucho como lo conocemos ahora. Es una fruta que sigue siendo muy buena para los escuinapenses.

-¿Cuál es tu comida favorita?
-Me encantan los frijoles.

-¿Los frijoles puercos, charros o refritos?
-Así naturales, cocidos de la olla. Porque cuando tomaba allá en el barrio (Paredones) veíamos las ollas en la leña y pa que se nos cortara, nos robábamos los frijoles. Me gustan con nopales crudos.

-¿Recuerdas las salineras cuando estabas más joven?
-Me acuerdo que hicimos una Disco ahí donde está la Ley ahora. Y no había nada solo el terreno.

-¿Con quién abriste?
-Eran unos parientes de Miguel Polanco, el güero Polanco (José Manuel Polanco), también recuerdo una tocada con unos muchachos del profe Chuy, les dicen los yeguas no me acuerdo de sus apellidos.

-¿Qué colores te gustan Shilinsky?
-El verde y negro. La ropa me gusta oscura, más para el trabajo.

-¿Qué usas más gorro, paliacate ó sombrero?
- Uso el gorro, pero más el paliacate.

-¿Es influencia de alguien o gusto propio?
-Siempre me ha gustado. “Soy el último hippie” pues –risas. Así me dijo una señora de Tijuana: Tú eres el último hippie de Escuinapa.

-¿Lentes oscuros o transparentes?
-Usé lentes oscuros la mayor parte del tiempo, ahora ya veo borrosito uso los otros.

-¿Qué películas te gustan?
-Las que no me enfadan son las de Rambo.

-¿Las de Rocky también?
-Muy poco. Mi papá y mi hermano Juan Pablo fueron boxeadores.

-¿A ti no te gustó el box?
-No, me gustó más la cacería y en la secundaria jugué todos los deportes; volibol, basquetbol, futbol,  y beis. Todos los deportes.

-¿Qué posición jugabas en ellos?
-Siempre fui rudo en el básquet, en el futbol portero, en el beis donde me pusieran y siempre primer lugar en todos.  En cacería también participé y me traje el primer y segundo lugar para Escuinapa; con gallinas en vivo, en la primera ronda fallamos todos y yo iba crudo,  ya en la segunda y tercera ronda en la pura cabeza les di. Me regalaron un borrego.

-¿Te tocó nadar en Escuinapa?
-En la alberca de la entrada de sur a norte, Arnoldo y yo nadábamos ahí, hacía nado libre con Arnoldo Topete y su hermano Vale (eran los dueños), y yo les ganaba. Cuando ellos estudiaban fuera yo a diario iba a nadar  pero de noche para que no me cobraran. Hasta que ya me ganaron ellos, pero en resistencia duraba cinco minutos.

-¿Nunca has fumado?
- No, nunca fumé.

-¿Y la bebida?
-Sí, cerveza Pacífico; la ballena y de la botella, ya tomo menos que antes.

-¿Te gusta el tejuino?
-Ah sí claro, me gusta.

-¿Te gustan las flores?
-Sí, las de mi mamá, las rosas rojas.

-¿Cuáles caricaturas te gustan?
-Las del Correcaminos y el coyote.

-¿Qué opinión tienes de Candelaria Grave Moreno?
-Muy amiga y comadre de mi papá; estábamos muy familiarizados. Se reunían en su casa, era muy bohemia y muy apreciada por mi papá y mucha gente.  Siempre saludo a la maestra María de Jesús Madero Grave (su hija).

-¿Cómo ves  y percibes a Escuinapa?
-Escuinapa como muchos lugares está creciendo pero la cultura no la veo por ningún lado, ojalá también la hagamos crecer en ese sentido.

Cuauhtémoc siempre ha tenido la mentalidad joven y jamás se enoja; hizo muchas cosas él solito y después con ayuda de su esposa. Siempre ha sido callado, no guarda rencor a nada. Es persistente y responsable con su equipo de trabajo y familia. Shilinsky marca un antes y un después con la música, como sonido, como Disc jockey o deejay; dando oportunidad a muchas generaciones de conocer y disfrutar la música de grupos nacionales y extranjeros.


SHILINSKY SOUND MACHINE EL SONIDO.
Autor: Fernando Emilio Saavedra Palma.
Para: Cuauhtémoc Soto Alvarado


Mientas Escuinapa duerme y la gente sueña
Shilinsky se apasiona en su trabajo al ritmo que sueña
él es pionero en este bello paraíso de la música
su fuerza es contundente es tradición del sonido día a día.

Su compañero de siempre Shilinsky Soto Grave al que ama
son historia que crece y crece sonando por la calle en bicicleta
ambos hoy siguen soñando en Escuinapa Sinaloa
para ofrecer un buen espectáculo en la fiesta.

° Estudiar los géneros musicales para amenizar el evento
° Mezclar las canciones para el baile prodigio del movimiento
° Historia de las tornamesas aiwa-pioneer-sony para la mezcla
° La computadora llega y todo lo cambia

El camino andado de Shilinsky Cuauhtémoc el sonido no cambia
él sigue trotando con los  géneros musicales es Shilinsky Sound Machine
el sonido música-música-música
el sonido si efectivamente es él música-música-música.

La máquina del sonido en Escuinapa Sinaloa
es Shilinsky continuidad sonidera que está viva
en un evento se activa su mano fina
que propone la música precisa y efectiva.

° El diseño del espacio para la fiesta
° Bajar e instalar el equipo
° Bocinas
° Cablear
° Luz
° Tornamesa
° Consola
° Selección de música
° Muchos Géneros
° Tratar con los clientes

Su mágico camión con su logotipo.

Después de 35 años en todo Escuinapa los escuinapenses
sabemos que Shilinsky Sound Machine
tiene carta de presentación a la vista de todos con su estilo
el sonido lo es todo en el entretenimiento.

Shilisnky Sound Machine el sonido
el primer sonido en Escuinapa
Shilinsky es moda musical en el tiempo
el sello de calidad viva para tu fiesta.


     Fotografía por: María Concepción Véjar Véjar.
"Shilinsky" Cuauhtémoc Soto Alvarado.






martes, 10 de abril de 2018

HISTORIA VIVA EN ESCUINAPA SINALOA DE JOSÉ MANUEL POLANCO MARTÍNEZ. “EL WERO POLANCO” Entrevista por: María Concepción Véjar Véjar. Poema por: Fernando Emilio Saavedra Palma. Para: José Manuel y toda su familia.

            ILUSTRACIÓN POR: Fernando Emilio Saavedra Palma.
HISTORIA VIVA EN ESCUINAPA SINALOA 
DE JOSÉ MANUEL POLANCO MARTÍNEZ. “EL WERO POLANCO”
Entrevista por: María Concepción Véjar Véjar.
Poema por: Fernando Emilio Saavedra Palma.
Para: José Manuel y toda su familia.

José Manuel siendo un bebé y antes de emitir palabra alguna, manifestó su inclinación por la música. El amor de su abuelo don Pablo Polanco Llamas, hizo acercarle los primeros instrumentos musicales; una guitarra, un piano, un órgano, una batería y tuvo el mejor ejemplo en casa, la gran presencia de su padre que se encargó de alimentarle musicalmente el alma para así desdoblar esa enorme sensibilidad. De 1986 a 1989 estuvimos juntos en una de las más hermosas etapas de la vida; la secundaria. Recuerdo a José Manuel participando en concursos de oratoria y de capitán en la escolta.  Siempre fue educado, propio y muy pulcro como un músico concertista en la guitarra.

José Manuel Polanco Martínez nació el doce de agosto de 1974 en Escuinapa Sinaloa. Sus padres son José Manuel Polanco Rendón (q.e.p.d.) y María del Refugio Martínez Padilla, tiene una hermana, María de Jesús.

La primera etapa de sus estudios fueron realizados en Escuinapa Sinaloa; estuvo en el kinder Federico Froebel, la primaria fue en la Escuela José G. Gutiérrez y la secundaria en la Federal Dr. Eligio Díaz V.

-Mis primeros estudios de música los realice aquí en la Casa de la Cultura en el tiempo cuando llegó una señora de México y fue la encargada de la dirección, se llamaba Mari Carmen Herrera, ella ayudó a levantar mucho, mucho en cuestión cultural aquí en Escuinapa -nos comparte.

-¿Es la mamá de Iván?
-Sí de hecho siguen siendo muy buenos amigos míos en la actualidad.

-Cuando les dices a tus padres que quieres estudiar música ¿Cuál fue su reacción?
-Creo que con lo que menos problemas tuve fueron mi papá y mamá, a lo mejor el caso de mi hermana y tías que lo veían un poco raro, pero con mis padres no tuve ningún problema. La gran pasión de mi padre fue la música aunque él no fue músico.

-¿Qué género escuchaba?
-El rock; mi papá falleció hace once años y él me inculcó el gusto por la buena música.

-¿Qué escuchabas?
-Beatles, Queen, Creedence, Led Zeppelin, desde chiquito crecí oyendo esa música.

-¿Viendo las portadas de los álbumes?
-Sí andaban por aquí los acetatos, hasta que un buen día hubo  un huracán se inundó la casa, tuvimos problemas en la azotea y muchas cosas se echaron a perder casetes, discos y cosas que tenía en mi recámara. Me crié en Rosales número cinco con los Polanco y como yo era el primogénito mi abuelo todo me consentía, todo lo que yo quería, me compró guitarra, batería, piano, me compró un órgano que ahí lo tuve por mucho tiempo.

-¿Tu instrumento preferido?
-Mi instrumento preferido es la guitarra pero también toco el piano desde muy chiquito y la batería.

-Retomando la idea ¿La preparatoria donde la cursas?
-Yo fui un caso que al terminar la secundaria por tradición familiar me enviaron a Guanajuato y allá  la hice en la Preparatoria Oficial del estado de Guanajuato.

-¿Ahí la terminas?
-Sí, ahí la termino.

-¿Paraste o también estudiaste ahí?
-No, en cuanto paré, terminé la preparatoria hice un examen  de admisión para la licenciatura en Guanajuato en Música y solamente cursé un año y me brinqué inmediatamente al D.F. México.

-¿En qué año fue?
-En 1994 llegué a la Ciudad de México e inmediatamente no quise perder mi tiempo, era una buena escuela y lo sigue siendo pero realmente todo el nivel estaba allá.

-¿A cuál llegaste a estudiar?
-A la Escuela Nacional de Música de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

-¿Tu maestro preferido ahí?
-Pues mi querido maestro de guitarra Alfredo Rovelo García, con el hice prácticamente toda mi carrera que son siete años, con el estuve seis.

-¿Eres Concertista?
-Me titulé como Concertista en 2004.

-¿Tus tres guitarristas clásicos favoritos?
-Mis tres guitarristas clásicos serían Leo Brower (Juan Leovigildo Brouwer Mesquida compositor, guitarrista y director de orquesta cubano),  Roland Dyens (guitarrista clásico y compositor francés), y Heitor Villa-Lobos (fue un director de orquesta y compositor brasileño).

-¿De jazz?
-Uf de jazz inmenso Wes Montgomery (John Leslie “Wes” Montgomery),  Joe Pass (Joseph Anthony Jacobi Passalacqua), y Django Reinhardt (Jean Django Reinhardt).

-¿Y de rock?
-Mis tres guitarristas preferidos podrían ser Mark Knopfer (Mark Freuder Knopfler), fundador de la banda Dire Straits,  George Harrison de la banda The Beatles y yo creo que David Gilmour (David Jon Gilmour).

-¿Otro guitarrista en especial que te llame la atención de otro género que no sea tan marcado en tu desarrollo cultural; flamenco, rumba o mexicano?
-Mexicano no sabría decir, hay un guitarrista que no le entiendo mucho a su música Frank Zappa (Frank Vincent Zappa​), por ejemplo, no puedo decir que él ha influido en mi música, si podría mencionarlo aunque tengo todos sus discos, a veces no le entiendo, casi nadie le entiende.

-Llegas a México en 1999, en 2004 te titulas, en 2002 muere Juan José Calatayud;  Principal promotor del jazz en México, hablando un poco de tu trayectoria como músico de Sinaloa, ustedes los músicos son importantes y no se les da la importancia debida ¿Quiénes te gustan aunque no sean conocidos?
-Hay una gran, gran escuela donde se formaron como Chilo Moran (Cecilio Morán Arroyo, trompetista), de acá sinaloense y Tino Contreras (Fortino Contreras González), está vivo, sigue en activo, lo acabo de ver. Surgió una segunda ola, una segunda generación donde también son grandes pianistas, grandes saxofonistas, como Eugenio Toussaint.

-En paz descanse.
-Sí que en paz descanse; de ahí ellos, me podría incluir yo como una tercera generación más o menos en esa aunque yo no cursé una carrera oficialmente de jazz nunca, digamos que me hice un poquito por aquí y por allá, por acá y un poquito autodidacta, me fui un tiempo a Estados Unidos, seis meses.

-Eso es muy importante, los lugares en México y Estados Unidos ¿Nos puedes ubicar?
-Una vez que concluí mis estudios en la Escuela Nacional de Música y me titulé en 2004, por unos años me dediqué a la docencia, por unos buenos años de 2004 al 2009. Cinco años dedicados, cuando terminó ese ciclo para mi dije “ahora sí me voy a ir por ahí” entonces agarré mi guitarra y un poco de dinero que tenía ahorrado e hice una estancia en los Ángeles California y estuve tocando con “John Pisano” la gran leyenda, una gran figura del jazz y “Anthony Wilson” los dos son guitarristas de “Diana Krall”, van a venir a tocar a México en el Auditorio Nacional y estuve ahí. Anduve en California en los Ángeles, San Francisco, he echado vueltas a New York, realmente yo puedo decir que la mayor parte de mi formación como músico lo hice en Guanajuato y otra en México, todo, todo lo que he hecho es en México.

-¿Tocaste en lobbies de hoteles como el hotel Niko?
-He tocado en todos los lugares habidos y por haber. Me jacto de eso porque yo he estado inmerso en la enseñanza con niños en México; que también di clases aquí en Escuinapa en la casa de la Cultura cuando venía en las vacaciones de verano o en las de diciembre, pequeños cursos de improvisación y armonía musical. Cuando decidí dejar todo eso y no es nada sencillo porque empecé otra vez de cero, estaba haciendo la carrera de música en la Nacional y estaba activo tocando rock. Tenía una banda de rock, mi primera banda se llamó “Clave Intima” era cuarteto y tocábamos covers.

-¿Integrantes?
-Iván, Virgilio y Lalo. Allá en México solo fundé esa banda, he hecho un montón de ensambles con guitarristas que de hecho son mis paisanos, he trabajado con René Báez, Israel Torres, he hecho trabajos con violinistas, con unos violonchelos y una de las vertientes de la música clásica es que me permitió hacer música contemporánea. A parte estaba tocando música barroca y clásica, fueron otros como experimentos de contemporánea.

-¿Todo con la guitarra?
-Todo con la guitarra, yo le dediqué una década a la guitarra clásica.

-¿Viniste a Festivales Culturales en Sinaloa?
-Exactamente siempre me han invitado, he tenido ese honor de que la universidad la UAS me ha invitado a tocar en festivales, y jornadas juveniles. He hecho giras por muchos municipios del estado; Culiacán, Mazatlán, Guasave, Los Mochis, y de alguna forma nunca he dejado de estar en contacto con Escuinapa. En la casa de la cultura varios presidentes municipales también me invitaron a tocar aquí, he venido incluso en aniversarios del ayuntamiento que si mal no recuerdo es el siete de septiembre. He venido solo, con duetos, cuartetos y alguna vez ya traje mi proyecto de jazz con el cual grabé el disco en el 2014, mi primer proyecto.

-¿Cómo se llamó?
-Blanco y Negro Jazz Quartet  revisitando a los clásicos y aquí lo vinimos a presentar en ese disco grabó el maestro Daniel Wong, es maestro en la Escuela Superior de música y dos de mis colegas con los cuales sigo trabajando en la actualidad. 

-¿Cómo se llaman?
-José Miguel Gordillo en la batería, Juan Manuel Guiza en el contrabajo.

-En esos diez años específicamente de concertista en la  guitarra y en la influencia ¿Qué es lo que más te gusta del Jazz en lo creativo y en tu guitarra? 
-Yo a través del jazz es donde encuentro todo lo que necesito, lo que quiero decir; es el medio perfecto para mí en el cual yo puedo expresarme gracias a la improvisación, la guitarra me permite así decirlo que es mi favorita, es de alguna forma los estándares del jazz, decir y expresar por medio de instrumentos, es muy bonito. Toco mucho el piano en mi casa y trabajo bastante, para mí es el medio perfecto. Me siento libre, me siento feliz cuando estoy tocando, cuando estoy arriba, libre y espontáneo soltando notas aquí y allá.

-Sensibilidad alta y pura ¿Sobre alguna canción específica tuya u otra?
-Sí claro algunas las he grabado.

-El otro día escuchamos una mañana.
-Morning, si claro un tema muy bonito. Yo podría decir que mis tres estándares o canciones de jazz que siempre he estado tocando y sacando provecho de aquí y de allá es un tono que lo transcribo para trompeta, a saxofón, hago mil cosas con ellos. Yo podría decir que “Brodway”, “All The Things You Are”, y  “Scrapple from the Apple”, de Charly Parker  yo creo que son como tres estándares que trabajo.

-¿Oye y  con esa voz de casi tenor-bajo cantas?
-Sí, claro cuando tenía mis bandas de rock una de ellas en Escuinapa eran “Los extraños pensamientos de María” había un vocalista César (César Carlos Raygoza Cárdenas), pero de pronto yo también cantaba canciones, cuando el ya no podía con la voz. Ahí yo empecé. En el último año de secundaria fundé una banda de rock con el que ahora es mi querido compadre Hugo Ulloa, la banda se llamaba “Iguanas Rock” y ahí tocábamos covers de Hombres G y Enanitos Verdes.

-¿Has tocado todo?
-He tocado prácticamente todo y en muchos lugares de México.

-¿Has tocado en lugares de playa, Cancún por ejemplo?
-No en playa no he trabajado nunca, hemos ido de vacaciones Diana y yo. Voy a ubicar donde están los clubes y les digo que si me dejan tocar, eso lo hago constantemente cuando hemos ido a Puerto Vallarta o en Cancún pero yo ir a trabajar no.

-Ahora que mencionas a tu esposa ¿Le has dedicado algún tema?
-¡Claro! en el segundo álbum que ahorita está en preproducción, lo vamos a grabar en este verano allá en la Ciudad de México. Es un proyecto que está evolucionando Blanco y Negro Jazz Quartet y sigue. Tengo siete proyectos diferentes en la actualidad y todos están en activo, están en marcha constantes, no se detienen. En la Ciudad de México todo los he presentado incluso he hecho giras por Guanajuato.

-¿Has tocado en el Cervantino?
-No no he ido al Cervantino pero me tocó en el Instituto Estatal de Cultura hacer convenios con ellos para ir a cuarenta municipios que tiene el estado, pueblos que yo ni  sabía que existían.

-¿Vas en camión o en automóvil?
-Rentamos camioneta.

-¿Vas como en las caravana de los años cincuenta?
-Sí, todo, todo. Realmente llevo tocando jazz seis años como músico profesional, es poco pero ya tengo un disco, viene este segundo y preparando también otros proyectos.

-¿Escuchabas de chico en la radio alguna estación especifica que hablara de jazz o cómo fue que te involucraste con él?   
-Eso en gran parte se lo debo a mi maestro Alfredo Rovelo aunque era el maestro titular de guitarra en la Escuela Nacional de Música, su gran pasión era el jazz entonces creó ahí en la escuela  un taller de jazz y tu lo podías elegir como una materia optativa y es así como yo lo elegí.

-¿En qué año sucede esto?
-Estamos hablando del año 1999-2000.

-¿A nivel mundial como está México hablando jazzísticamente?
-A nivel mundial yo diría que hay un buen nivel de jazz en México, en cuanto la escena jazzística, el trabajo, la producción de discos, grabaciones, conciertos, está a muy buen nivel la Ciudad de México y poco a poco está ganando cada vez más, aquí en Mazatlán se hace un festival de jazz, en Aguascalientes, en Guadalajara, en Ciudad Juárez, en la Riviera Maya, va en crecimiento.

-¿En la Ciudad de México te presentas en algún lugar constantemente o no?
-Podría decir que actualmente si en un lugar de San Ángel.

-¿Como se llama?
-Padela los días jueves.

-¿En qué parte de San Ángel?
-Es avenida la Paz, Insurgentes y Revolución. He tocado en la Torre mayor en el piso treinta y algo, y en hoteles en Reforma.

-¿Puedes ubicarnos en cuáles?
-Ahorita estoy tocando en un Hotel muy padre que se llama “Novit” es una cadena nueva.

-Te hemos visto en Plaza Loreto, en el Palacio de Minería ¿Cómo te fue?
-Excelente tengo trabajos para marcas y empresas.

-¿Haces jingles?
-No, no me meto en nada con la televisión y radio.

-¿Música para cine?
-Actualmente no.

-¿Tu disco lo tocan en Horizonte 107.9 de FM?
-Se siguen pasando dos temas en Horizonte: el “Real Blues” y la de “Submarine Blues” que son blues que yo escribí y no es nada fácil eso que mis composiciones se estén tocando en radio. También he tocado en Radio Imer, en la sala de conciertos que tienen. En  estaciones de Estados Unidos los han estado pasando mucho en universidades, en Texas hay un locutor de origen mexicano que ha estado pasando mis temas también, en Montreal en algunas universidades, en Guadalajara y Puebla. Me han entrevistado aquí en la universidad de la UAS.

-Una pregunta muy concreta ¿Tres mujeres cantantes de la vieja guardia? 
-De la vieja guardia Ella Fitzgerald, Billy Holiday y Nina Simone.

-¿Y actuales?
-…Me gusta mucho Iraida Noriega…
-¿Conoces a su papá Fredy Noriega?
-No, fíjate que yo no lo conozco te puedo decir que tengo muy poco en el jazz,  a veces no me considero jazzista me siento más como un músico universal, yo no puedo estar tocando una sola cosa, tengo que estar tocando rock y pop.

-¿Quién te gusta en el Pop?
-Luis Miguel me encanta.

-¿Te gusta como canta?
-Sí, me gusta su estilo.

-¿Pero la música y arreglos de sus músicos?
-Sí me gustan los arreglos en concreto su estilo.

-¿Nora Jones te gusta?
-Un poco, si tengo un par de discos de ella no mucho pero si, por ejemplo me gusta escuchar a Eli Guerra se me hace interesante su música espero algún día colaborar con ella; todos andamos en lo mismo cuando entramos a esta industria todos nos conocemos, conozco a Natalia Lafourcade, son ambientes donde andamos todos dándole y dándole.

-Cómo maestro concertista estas sobrado en mucho, entrar al jazz que es una música universal puedes trabajar en cualquier país y en cualquier cultura en esa proyección musical  ¿Has pensado que puedes dar un brinco de repente a cualquier lugar del planeta? 
-Sí, de hecho estoy consciente que en cualquier momento me podría ir incluso del país y hacer trabajos por otro lado, pero yo diría que el jazz hablando de ser música universal no está al nivel de Johan Sebastian Bach, yo siento que falta más tiempo, porque el desarrollo del jazz lleva cien años.
  
-¿Eres un potencial escuinapense que lleva seis años en el jazz?
-Exactamente pero todavía falta, no me imagino en un país árabe tocando no se qué cosa, pero también ocurre que hay festivales de jazz en Filipinas, en Indonesia y en Rusia.

-¿Qué piensas que hay mariachi japonés?
-Ahí por ejemplo creo que hay un común denominador el mariachi que ya es el mariachi y el jazz a lo mejor (esto es como acotación), es mucho pues no es nada mas decir Charly Parker es lo único que hay en el jazz, no, el Son de la Negra, es el Son de la Negra aquí y en todo el mundo, fregón los japoneses y también se les da el jazz muchísimo, pero siento que todavía falta un paso más como decía John Coltrane “Giant Steps” un paso gigante, es uno de los precursores incluso pensando en un paso espiritual.

-¿Ejemplo entre la poesía y el jazz?
-No tanto como la poesía, me invitaron hace un par de años a participar en un libro de cuentos. Escribí un cuento por cierto es el más largo del libro y se titula el “Monaguillo”.

-De músicos, poetas y locos todos tenemos un poco ¿En tus creaciones has hecho algo para Escuinapa?
-Sí, hay una composición que escribí para un quinteto de jazz que se llama Wero Jazz Proyect, y yo pensando mucho en el paisaje y el estilo visual quería plasmarlo “Cuestión Modal” se llama la composición; una vez que grabamos ese tema en un demo en la casa del baterista y dándole salida para dar a conocer el proyecto. Después en uno de los primeros viajes que hicimos Diana y yo en automóvil, nos pusimos a tomar fotos por todos lados y con esas imágenes hicimos un video clip que está en la página de Wero Jazz Project ahí se puede ver, es un tema con el que yo me identifico e identifico mucho a Escuinapa.
-Es muy importante lo que nos dices.
-Sí, ¡pero es jazz contemporáneo! no es un jazz tradicional.

-¿Quién te gusta en jazz contemporáneo?
-¡Chick Corea! Si, si definitivamente.

-¿La diferencia entre el blues y el jazz?
-Son dos géneros diferentes, se podría decir que el blues antecede al jazz, sin blues no hubiera podido haber jazz.  Sirvió como base el blues para que el jazz tuviera un brinco. Es muy importante mencionar que la música de Charly Parker en gran medida (lo sabemos muy pocos), la escribió en cuarenta composiciones en la forma blues es algo que casi nadie sabe pero es bien importante, tal vez por eso yo tengo “Submarine Blues”, “Real Blues” las incluí en mi disco y es muy, muy importante tener esa influencia. Es como algo esencial y sobre todo porque el blues que fue desde sus inicios en el siglo XIX por los esclavos africanos cuando todavía había esclavitud, en los sembradíos de algodón se empezó a cantar blues, yo siento que el blues es como la música de los campos y diría que el jazz es música de la ciudad.

-¿Tres cantantes del blues viejo de doce compases de ese blues pastoso?
-Está Robert Johnson el principal, es la principal influencia de todos los guitarristas; que se menciona hizo un pacto con el diablo para poder ser famoso, y yo diría que John Lee Hooker, y pues en el piano Jelly Roll Morton.

-¿Llegando a esta fusión de mezclas con armónicas quien te gusta de los contemporáneos?
-Digamos que es una generación atrás de mis más grandes, grandes influencias: Stevie Ray Vaughan junto con Gary Moore es una generación atrás, uno británico y otro texano. En la actualidad John Mayer me gusta el blues que está haciendo.

-¿Y artistas negros del blues?
-B.B. King siempre lo he escuchado mucho y también a Robert Cray, pero Robert Johnson es por allá de los años veinte.

-¿Del Dixieland que nos dices?
- El Dixieland es un género que tengo realmente muy poquito tocándolo yo diría que estoy como recién estrenado porque en este 2018 arranque con “La Santos Dixieland” que es un proyecto en el cual me divierto mucho, me gusta mucho. Es una música que tiene sus orígenes en Nueva Orleans y su desarrollo data del siglo XIX un poco por la cultura francesa y tiene poco entre música clásica y mezclado con las raíces negras hay que recordar a Scott Joplin que es el padre y el fundador del Dixie porque gracias a su música después vendrían una generación impresionante de esa música que se ha expandido a muchos lugares. “Yo le he encontrado mucha similitud con la banda sinaloense” no sé, si porque llegaron por acá por el Puerto de Mazatlán sobre todo por la formación del combo en sí mismo de trombones y tuba. Siempre me ha llamado la atención, es una música que casi todo mundo si la entiende, y no así en otros tipos de jazz. Esta muy diversificado y yo me he visto tan inmerso en esa misma diversificación, de pronto me dicen en un lugar que tengo que tocar esto, o que toque esto otro, que necesitan que toque jazz tradicional, dixieland, jazz o bebop y yo no sabía que podía ser capaz de tocar todo eso, yo muy apasionado, encantado tengo alrededor de ciento cincuenta arreglos y cuarenta composiciones y todo ahí en el jazz.

“Transcribe”- Añade Diana su esposa.

-Es muy importante todo esto que nos dices y que buena compañera tienes.
-Tenemos 16 años juntos.

-Tienes una concentración enorme, que no es normal.
-Ah gracias -risas.
-Debes ser muy buen maestro creo.
-Yo creo que si porque se formaron muy buenos músicos y me siento muy orgulloso de verlos tocar. Cuando hice la licenciatura yo me vine un año a dar clases en Mazatlán en el Ángela Peralta y Diana estaba estudiando la universidad acá en la UAS.

-¿Un aproximado de alumnos que hayan pasado por ti?
-Uf, no sé un montón de alumnos.     

-Platícanos como director musical.
-Otro de mis atributos es liderar, ser líder de proyectos aunque a mí me han invitado a tocar en orquestas y he tocado con Big Band en México, necesitan guitarristas y voy y toco me hablan mucho para tocar en orquestas. Yo creo que nací para liderar mis proyectos, soy mil cosas desde chofer, psicólogo hasta contador, llevar la agenda, mi propio representante, mi propio manager; hago todo dentro de lo que tiene que ser un líder además me tiene que dar tiempo para hacer y transcribir arreglos y todavía acordarme como a eso de las doce de la noche que tengo que estudiar -risas- “La vida del músico es difícil, es muy dura, nos da grandes satisfacciones, inmensas alegrías pero si hay que sacrificar mil cosas, andamos en aeropuertos corriendo, en  hoteles y súbete y bájate que se ponchó la llanta, mil cosas pero definitivamente si yo volviera a nacer elegiría otra vez ser músico.
-¿De la música clásica quiénes son tus favoritos?
-El genio alemán Johann Sebastian Bach es uno de mis pilares, de mi formación como músico y quiero mencionarlo porque subí una pieza de él a mi disco que se llama Bourré, es una de los temas que han sido aceptados, de hecho vienen dos: un Preludio en “do menor” y el Bourré en “sol”. Yo diría que él es mi número uno y luego trasladándonos un poquito más hacia adelante, los guitarristas compositores españoles como Francisco Tárrega (Francisco de Asís Tárrega Eixea), y mi número uno siempre lo toco Héitor Villa-lobos.

-¿Música brasileña?
-Sí toda me encanta, le hice un homenaje a Antonio Carlos Jobin y de los años setentas Sergio Méndez.
-Es maravillosa tu opinión en música ¿Quien te gusta en la música tradicional de banda y tu opinión?
-Pues yo a lo que siempre me remito es a la música que yo escuchaba de niño, hablando de ese género “La Banda sinaloense” lo primero que recuerdo de mi abuelo cuando era cumpleaños de alguien, venia la banda instrumental, yo creo que esa es la mejor etapa de la música de banda en los años setentas. Después fue evolucionando como a un lugar donde ahora tiene más importancia el cantante y que los hubo y extraordinarios, me encanta escuchar a Antonio Aguilar y no lo digo por compromiso yo soy fan de Antonio Aguilar y de Luis Pérez Meza. Yo creo que esa etapa es donde hubo un desarrollo instrumental y los cantantes eran mucho más afinados lo cual no quiere decir que no escuche música de banda, en mi ipod traigo música de banda de la Arrolladora, no tengo ningún problema en escuchar la banda.
-Como buen escuinapense, sinaloense sabes de Severiano Moreno, del Güilo Mentiras de la maestra Candelaria Grave, la banda la entendemos bien pero hay personajes que se diluyen.  ¿Te gustaría trabajar sí o no algo para ellos?
-De hecho uno de mis compromisos en el que estoy trabajando es ese, acabo de conseguir un libro de Severiano Moreno con algunas transcripciones para piano y estoy dándome a la tarea cuando tengo tiempo escuchando discos de bandas porque si siento que en algunos de los proyectos o en dos, bueno lo voy adelantar “Voy a grabar el sinaloense para quinteto de jazz”, ya se lo estoy adelantando porque aquí vine y lo toqué entonces una de las grandes tareas que mis maestros me enseñaron de la arqueología musical (aunque se oiga medio raro), soy de andar mucho en bibliotecas investigando o en internet buscando información acerca de libros y de transcripciones. Encontrar a los músicos de Sinaloa nos está fácil, no es nada sencillo. Hasta ahora lo de Dámaso Murúa que por cierto lo conozco ha tenido mucha difusión gracias al facebook, pero no ha sido nada sencillo. Uno de mis grandes compromisos es que en alguno de los proyectos de jazz habrá cabida para la música sinaloense y para los músicos. Aunque he pasado la mayor parte de mi vida fuera, me fui a los catorce años y nunca volví, más que para casarme con Diana entonces va haber cabida porque eso va a marcar historia. “El Sinaloense Swing” será incluido en el próximo disco de Blanco y Negro.

- Lo he sentido en el alma ¿Qué se siente escuchar el sinaloense lejos de tu tierra?
-“Es una inmensidad” para un Cervantino Sinaloa fue el invitado especial hace unos cinco años atrás, siempre he tenido comunicación constante con Guanajuato en todos los sentidos y andábamos allá y estaba la orquesta nada más y nada menos que la “Jazz At Lincoln Center” dirigida por Wynton Marsalis; “es una inmensidad aquí en el corazón, se nos quiere salir”.
-Tu opinión de José Alfredo Jiménez que menciona a Escuinapa en el corrido.
-Sí es metafórico pero pienso que José Alfredo amaba Sinaloa, le escribió también a Mazatlán un corrido y seguramente vino incontables veces y ahí sí tuvo que pasar forzosamente por aquí, por Escuinapa. Seguramente ya lo saben pero como parte anecdótica les comparto que la carretera (Calle Hidalgo), Don Natividad Toledo hizo que pasara por su casa pues tenía una hija la cual se enamoró de un ingeniero y Don Natividad le dijo “Quieres casarte con él, que pase la carretera por aquí frente a mi casa”. Podía haber estado la carretera por donde hoy está la autopista “Te quieres casar, échala por aquí”.

-¿Te gustan las flores?
-Sí me encantan y toda la vegetación mi flor favorita son los alcatraces.

-¿A qué jugabas de niño?
-Jugué muchas cosas pero me gusto a mí jugar al trompo.

-Una pregunta muy difícil ¿mejor amigo de la infancia?
-Uf está muy difícil -risas- abre sus ojos más de lo normal y agrega “Víctor Osuna”.


-¿Si le pudieras poner a tu película de vida un sound track cual sería?   
-¡A monos! El Abbey Road The Beatles.

-¿Otra expresión del arte que te guste?
-La literatura.

-¿Película favorita?
-Mi película favorita de todos los tiempos “Regreso al Futuro” y la sigo viendo.

-¿Algún libro que te allá marcado?
-Si como no, los doce cuentos peregrinos de Gabriel García Márquez.   

-¿Color favorito?
-El azul y el verde.

-¿Deporte favorito?
-El beisbol.

-¿Equipo?
-Los Venados de Mazatlán y en Estados Unidos a los Dodgers.

-¿Eres futbolero?
-Sí, soy Puma de corazón.

-¿Te sientes escuinapense en todo este tiempo fuera?
-Sí, cien por ciento.

-¿Hay algún lugar  en la ciudad de México que te sientas como en Escuinapa?
-Sí, tengo un círculo; es una asociación de mazatlecos mas no de escuinapenses, tienen el lugar ahí en San Ángel.

-¿Personaje de la historia que te guste?
-Leonardo Da Vinci.

-¿Personaje escuinapense que admires?
-Yo diría que Don Dámaso Murúa que lo conozco y está vivo.

-¿Platícanos como lo conociste?
-En un festival en una muestra gastronómica en Culiacán, a los dos nos hicieron el favor de invitarnos, yo toqué y el presentó uno de sus libros.

-Retomando ¿qué es lo que más te gusta de la literatura?
-Yo diría que el cuento es mi predilecto.

-¿Vienes a Escuinapa a recargar batería?
-Ni más ni menos, a veces venia y daba cursos pero ahora no, descanso y al mar todo el tiempo.

-¿De toda Escuinapa cuál es tu calle favorita?
-Aquí mi Rosales con el abuelo pues ahí yo me crie.

-¿Con la rosca con ciruelas deliciosa?
-risas- Si, con mi tía yo crecí entre el olor de la canela, de las especias que vendía mi abuelo.
-¡Ahí está el cuento!

-Sí yo crecí viendo el maíz, el frijol, los habanos que traía mi abuelo, también el clavo de olor y la pimienta.

-¿La Casa Polanco que es para ti?
-Pues es toda mi vida, es lo que más me ha marcado.

-¿Qué significa el mercado?
-El mercado es mi niñez, como estaba ahí el negocio de mi papá, ahí me la llevaba era andar aquí en el barrio.

-¿Odi papá?
-Mi mejor ejemplo.

-¿La bicicleta que opinión nos das?
-Diversión y vagancia.

-Está muy cerca el arroyo de tu casa  ¿te toco verlo crecido?
-Sí una vez se inundó y el agua llegó hasta el escalón de mi casa y andábamos ayudando a los vecinos a sacar sus colchones.

-¿Comida favorita?
-La comida mexicana.

-¿Cuándo llegas a Escuinapa que es lo que más comes?
-La machaca pero también me gusta el marisco por Diana, yo soy carnívoro.

-Un escuinapense que llega a la Ciudad de México así como elaboran los guiones de cine de muchas personas que llegan de bastantes lados ¿Qué piensas o sientes de ese monstro de ciudad?
-Sentí seducción desde el primer momento, me sedujo la ciudad.


-¿Así como el jazz?
-Sí, así movimiento constante, vi todo lo que yo necesitaba en ese momento tanto la escuela, instrumentos musicales, como el arte, los museos, todo lo que necesitaba ahí lo encontré en cuanto puse el pie. Conciertos fui como a cien, ¡es increíble la ciudad no duerme!

-Así como manifiestas acerca de la bicicleta en Escuinapa ¿Allá en la ciudad el transporte como lo ves?
-Para mi andar en el carro es estrés pero cuando yo llegué andaba en transporte público y para mí era facilitarme todo, poderme trasladar de un lado hacia el sur. Primero llegué por la Basílica, por la Villa de Guadalupe y la escuela estaba en Xicotencatl en Coyoacán y el transporte para mí, muy bueno.

-¿Cuál lugar es tu favorito de la Ciudad de México?
-Mi lugar preferido es Coyoacán, yo viví ahí durante cuatro años.

-¿En qué calle?
-División del Norte cerca del Café el Jarocho, yo creo que mis años más productivos no quiero decir más felices, tenía veinte años.

-¿Tomabas café en El Jarocho?
-¡Claro! ahí es donde me hice cafetero. Siempre me ha gustado el café se mucho de café cerveza y vino tinto que son mis bebidas preferidas.

-¿Te ibas a la cantina la Guadalupana?
-Sí y a el Hijo del Cuervo.

-¿Tienes amigos artistas?
-Sí tengo amigos artistas de todo tipo por ejemplo Don Luis Borja lo queremos muchísimo, el fue caricaturista treinta años en el periódico la Prensa y actualmente está en el museo de la caricatura.

-¿De ese México que está cambiando con las políticas culturales que nos dices?
-Opino mi sensibilidad por no decirlo de otra manera que se está reduciendo todo por ejemplo platicando con directores de cultura les están reduciendo todo al cincuenta por ciento.

-¿Qué opinas por ejemplo del fallecido  Rafael Tovar y de Teresa?
-Yo se que ahorita CONACULTA (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), ahora Secretaría de Cultura está del nabo, a muchas gentes no les han pagado, muchos de mis colegas que tienen compañías de teatro, de danza siguen ahí atorados no sé si todavía en 2018 pero en 2017 fue un problemón no mas no salen pagos, se está reduciendo mucho el presupuesto y dándole en la torre al arte, al desarrollo de los jóvenes creadores, muy complicado todo.

-¿Qué crees que identifique a los escuinapenses en el mundo?
-Yo creo que nuestra forma de hablar.

-¿Y en lo gastronómico?
-He ido al norte de Sinaloa y la comida es muy rica pero en Mazatlán y en Escuinapa está lo mejor. Y yo añadiría que mi comida favorita es el “Temole” que preparaba mi abuela, increíble siempre, fue mi comida favorita, también los chiles rellenos de camarón y aunque ahora no puedo porque soy alérgico el “pescado zarandeado”.

-Ahora la pregunta más difícil ¿Tu primer novia guitarra y la marca que usaste?
-Aquí debe estar guardada debajo de la escalera, me la regaló mi abuelo; mucho tiempo la tuve en mi recámara pero preferí guardarla. Me la compró en Guadalajara, es una guitarra de Paracho, pequeña, tenía yo cuatro años…ese es mi primer recuerdo amoroso.

-¿La primer pisada?
-Mi primer pisada yo diría que es sol, de ahí mi segunda guitarra fue una eléctrica una Fender.

-¿De qué color?
-Era blanca y con ella anduve tocando muchos años, por ahí está en las fotos de facebook, después de varios años y proyectos que tuve.

-No deja de ser importante ¿Y tu última guitarra?
-Digamos que no es mi consentida pero es muy importante porque es mi primera guitarra de jazz la cual ya vendí era una Epiphone una reedición de una es-175 con ella duré casi una década tocando; con ella empecé, grabé mi primer disco pero a veces hay que dejarlas ir.

-¿Qué te dice Javier Bátiz?
-Pues una leyenda.

-¿Carlos Santana?
-Otra leyenda.

-¿Qué piensas de lo comercial que hicieron su música?
-Que cada quien se tiene que adaptar porque esta canijo, aunque muchos ya hicieron mucho dinero y también se dan la libertad de hacer lo que se les venga en gana.

-¿Conociste a Antonio Bibriesca?
-Si como no, extraordinario guitarrista.

-Jugando un poco ¿Cómo harías una relación entre una guitarra eléctrica o acústica y un cuento? 
-Es una de las preguntas más difíciles que me han hecho pero las cuerdas a veces las veo como renglones, como las frases musicales que hago, párrafos, esas líneas cuando yo veo las partituras de Johann Sebastian  Bach que últimamente estoy retomando la música de él, y cuando lo veo me parece la perfección nunca tachaba nada jamás, no había un tache en su música y así me parece como una prosa perfecta en la literatura, su trazo es así como cuando leo me encanta, me encanta.

-¿Qué nota te gusta para hacer un cuento?
-Estoy por etapas, en un tiempo fue “fa” es una tonalidad predilecta no la clave sino la tonalidad en el jazz. Es una tonalidad muy recurrente de “fa” y sin embargo yo he escrito varias cosas en “fa” pero en la actualidad yo podría decir que estoy en una tonalidad  sobre “si bemol” la estoy explorando en todo, lo que escribí para Escuinapa está en “si bemol”.

-¿En cuanto a la armonía?
-La armonía para mi podría ser un capitulo completo, el ritmo seria la velocidad con lo que sería escrito y también es un cuento lento o si va rápido, en ese sentido para mí por ejemplo Ibargüengoitia no se para tanto y otros en cuanto a melodía seria el tema por ejemplo en el cuento del Monaguillo (de mi autoría), un tanto como anecdótico pero que va hacia la raíz de donde vengo como escuinapense.    

-¿Qué me dices de las notas?
-Modular en la música es irte para otros registros de la tonalidad, muy cercana o muy lejana. Modular es irte por ejemplo si estoy en “do mayor” a un “fa sostenido” o para abajo me puedo ir a un “la bemol” o “la sostenido” están lejanas, me puedo ir para arriba o hacia abajo, lo importante es lo que me enseñaron mis maestros: como volver a casa ¿cómo vuelves a casa? Donde radica en el genio de Amadeus  Mozart para ir y venir por todos lados siempre ir y venir en los registros pero hay que saber cómo volver a casa, al tono original.    

-Eso a tus dedos, a tus trastos, cuando puedes tocar una pisada o sustituir una nota por otra  o una nota para alcanzar otras o  algunas técnicas del pianista o guitarrista con las manos pequeñas para sustituir ¿lo aplicas a las letras?
-Eso se me hace técnico pero también intuición puesto que yo estudié, pero en donde si se me dificulta es en los alientos porque no estudié instrumentos de aliento pero en las cuerdas y teclados ahí si es mera intuición. Si estoy escribiendo algo y sé que puede ser difícil es porque yo mismo lo estoy haciendo, pero cada trabajo lo hago porque estoy consciente de que lo voy a tocar.

-¿Qué es la intuición?
-Cada vez que estoy en un proceso creativo, en un momento creativo yo creo que tiene que ver un poco lo que estoy viviendo en ese momento porque cuando escribí la balada “Eterno lapsus” es uno de los temas que a la mayoría de la gente le ha gustado, me hablan de Texas y me dicen “están tocando mi tema” ¿Qué pasó? Un día veníamos de tomar un café y me dijo Diana que regresáramos caminando a la casa desde Insurgentes hasta avenida División del Norte, era un súper tramo y bueno caminamos habían pasado cuarenta y cinco minutos y yo bien cansado, ya faltaba poco para llegar a casa, llegué exhausto, me senté en la sala y naturalmente siempre que estoy conduciendo y caminando siempre estoy pensando en música o cómo puedo mejorar una situación, corregir, etcétera, etc.,  y venia pensando; llegué a la casa no tenía fuerzas de nada pero absolutamente de nada y tomé mi guitarra la Epiphone es-175 y en veinte minutos escribí
“Eterno lapsus”.
-¡Una belleza!

-Así es como te lo puedo decir, me enredaste como mis maestros de teoría musical.
-¿Qué nota le pondrías a Diana?
-Es “la”.
-¿Tu papá?
-“do”
-¿A tu mamá que nota le pondrías?
-“mi bemol”
-¿Y tú?
-Yo estoy en el “si bemol” me encanta esa nota.

José Manuel es un apasionado de la música, de su trabajo, de todo lo que ama. Ha estado activamente trabajando en un periodo de quince meses sin descanso, su agenda está saturada con presentaciones y conciertos. Toda su atención será concentrada en el estudio de grabación dispuesto siempre a compartir su conocimiento musical con sus compañeros. Le aplaudimos la virtud de tener una memoria amplia y sobre todo el esfuerzo en todos estos años donde cada segundo cuenta para esa gran trayectoria musical del güero Polanco de Escuinapa para el mundo. Lo felicitamos por todos sus logros y éxitos al igual que por su gran compañera Diana quien lo impulsa y le guía para que camine, ojalá le convenza para que corra el maratón y  conciba una sinfonía como el dijo: “con tres movimientos lentos”.

Agradecemos profundamente a José Manuel el habernos recibido en la intimidad de su casa para compartir su historia viva con todos nosotros. Deseamos siga lleno de salud, muchísimo trabajo y creatividad para donde quiera que se encuentre siga sonando la música de viento y el olor a canela de la Casa Polanco que lo vio crecer.

    
ESCUINAPA ES MÚSICA A LA MAR…
Autor: Fernando Emilio Saavedra Palma.
Para: José Manuel Polanco Martínez.

Escuinapa es aire aliento oleaje musical del Wero Polanco
su madurez desde pequeño buscando la perfección en lo perfecto
lo enlaza con la música y la guitarra de Paracho que le regala su abuelo
nacen sus primeras notas hasta Eterno Lapsus o su proyecto en Blanco y Negro.

José Manuel Polanco Martínez rompe las olas de música es nota amorosa
de Escuinapa Sinaloa junto a su guitarra en la mano busca y nos enamora
es intuición cien por ciento creativa por la noche con su luna y en el día
iluminando el sonido en ecos de notas estilizadas que se clavan en el alma.

Seis años innovando creando experimentando en el jazz disfrutándolo
su paso es escuinapense es nota “si bemol” inventándose a cada paso
en la marisma es arreglo audaz de su ser jazz encontrando el equilibrio
las salinas el camarón el mango son el tono de su intimo concierto.

Escuinapa es aire aliento oleaje musical del Wero Polanco
sus manos son patos pichichines listos a la melodía con su tono
la historia de una guitarra tetrápodo acomodado por su destino
las máximas notas son el paraíso del sonido en la Tambora al vuelo.

Escuinapa es aire aliento oleaje musical del Wero Polanco
…es un “do” sostenido al tiempo en un dedo…
…es un “re” agudo estilo enamorado…
…es un “mi” sonido del momento creativo…
…es un “fa” elaborado al tiempo invertido…
…es un “sol” amoroso cuento del pensamiento…
…es un “la” Diana amada por su sentido…
…es un “si” músico universal sin fin en su alimento…

Escuinapa tiene historia en la música
Escuinapa es sabor atarraya redes de marisma
Escuinapa es raíz sincrética en el habla
Escuinapa es jazz con visión en cada ola de su ola.

Escuinapa es un pentagrama
es notas en una nota
es un piano una guitarra
es un concierto a la mar en su playa.

…es música, banda instrumental, es un camarón, un pez, un ave ¡JAZZ!
sí, Escuinapa es música jazz con el Wero Polanco a la mar…


            Fotografía del facebook de: José Manuel Polanco Martínez.
        JOSÉ MANUEL POLANCO MARTÍNEZ