Páginas

lunes, 20 de marzo de 2017

AJEDREZ: “CUENTOS DE AJEDREZ EN ESCUINAPA” CUENTO CORTO SCARLETH RAMÍREZ AGUILAR.Autor: Fernando Emilio Saavedra Palma. Para: Gilberto y Ezdeineth los papás y para todos los niños del mundo inquietos, activos, hiperactivos, hiperquinéticos, con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención).

ILUSTRACIÓN POR: Fernando Emilio Saavedra Palma.


AJEDREZ: “CUENTOS DE AJEDREZ EN ESCUINAPA”
CUENTO CORTO SCARLETH RAMÍREZ AGUILAR.
Autor: Fernando Emilio Saavedra Palma.
Para: Gilberto y Ezdeineth los papás
y para todos los niños del mundo inquietos, activos, hiperactivos, hiperquinéticos, con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención).
  
Scarleth es inquieta demasiado inquieta y en mancuerna con Paloma la inquietud se dispara hasta la luna. Hay que ponerlas a trabajar a distancia una de la otra en el mundo del ajedrez.  Como compañeras de salón no les para la boca de tanto platicar, son encantadoras con su corta edad, son alumnas de preescolar del Colegio el Molino. Su maestra la admirable Vanessa las conoce a la perfección. Lunes tras lunes pasamos a su salón a darles clase de ajedrez con nuestro equipo de títeres y demás artificios ajedrecísticos en donde hacemos que los infantes se vayan interesando en el mundo del ajedrez.
Scarleth llegó gracias a la conferencia que les dimos a los papás de preescolar en donde Gil (papá de Scarleth), nos buscó inmediatamente para llevar a la pequeña al taller por la tarde.
Scarleth tiene cinco años es la más alta de su grupo,  siempre está contenta y muy feliz en sus clases, le gusta Escuinapa, Sinaloa México y disfruta todo lo que hace.

Una clasificación con algunos de los alumnos con ciertas características en volumen de escuelas:

1.- Activos.
2.- Inquietos.
3.-Hiperactivos.
4.-Hiperquinéticos.
5.-TDAH (Trastorno de Déficit de Atención).

A todos estos alumnos se les debe ejercitar en el mundo de la concentración y, nuestro trabajo lo hacemos por medio del ajedrez.
Nosotros trabajamos primero haciendo que los pequeños muestren interés en el juego del ajedrez. Posteriormente los pasamos al tablero gigante donde hacemos con ellos diferentes ejercicios para que jugando aprendan los movimientos de las piezas: horizontal, vertical, diagonal y por supuesto el movimiento del caballo en forma de letra “L”. Los infantes poco a poco van mostrando interés en los diferentes ejercicios, van poniendo atención poco a poco con paciencia ellos entran al mundo del ajedrez, siendo el único gran juego el reino de la concentración.

“CUENTO CORTO”  SCARLET RAMÍREZ AGUILAR. III
AJEDREZ EN ESCUINAPA

Había una vez una niña hermosa llamada Scarleth… y Scarleth corre, corre, corre y griiiitaaa, al entrar brincando al tablero gigante, ella empieza a recorrer casilla por casilla las blancas y las negras siempre con alguna melodía que a ella le guste, la música la activa. Scarleth siempre va de la mano de “Las Pestañas Ajedrecísticas” su instructora personalizada. Así ellas bailan y se divierten inventando sus corografías solares-lunares ajedrecísticas son colibríes de flor en flor. Los ejercicios nacen de un rayo de luna, otro solar. Nacen y nacen con millardos de luz del universo en  cada uno de los niños y niñas, siempre individualmente como el primer vuelo del colibrí al cielo.
Estos ajedrecistas infantiles son rapidísimos y solamente se están quietos cuando la concentración aumenta en cada conocimiento que adquieren jugando. “Esto es el genio de la luz del ajedrez por los siglos de los siglos”.
Scarleth siempre sonríe y corre, corre y da vueltas de carro a su manera, Scarleth llega al tablero individual tradicional del ajedrez y empieza a colocar las piezas.

Torres en las esquinas
caballos al lado de las torres
alfiles al lado de los caballos
la dama en su casilla de color
dama blanca en casilla blanca
dama negra en casilla negra
el rey en e1 y el otro rey en e8
y por último todos los peones
a2,b2,c2,d2,e2,f2,g2,h2 y a7,b7,c7,d7, e7,f7,g7,h7.  

Todos los colibríes ajedrecísticos sonríen al repetir d2 y d2 ¡si, si, son sus dedos, dedos! ja,ja,ja,ja,ja ríen todos los compañeros de Scarleth y al unísono muestran sus deditos.
Las Pestañas Ajedrecísticas invita a Scarleth a colocar las piezas en el tablero tradicional ya lo hace perfecto y ahora a concursar con otro compañero, haber quien las termina de colocar primero. En sus marcas listos, fuera Scarleth gana y siempre quiere competir…
Scarleth se concentra coloca las piezas grita fuertemente y dice ¡ya terminé!, el genio del ajedrez y la bella Scarleth empiezan a bailar en el mundo de la concentración. Y por último el genio del ajedrez psicomotriz invita a Scarleth a todos los ejercicios en el tablero gigante la casa de la concentración del planeta en donde esta pequeña colibrí disfruta cada clase ajedrecística.
Por el momento “colorín colorado” este cuento se ha acabado en el universo de la concentración.  
 
                                                                                                                            












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada